Mostrando entradas con la etiqueta Poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poesía. Mostrar todas las entradas

jueves, 19 de junio de 2014

Un cigarro


A veces escucho,
a kms de distancia,
el pensamiento de los moribundos.
Escucho el bosque en llamas
y la voz del gramófono en un asilo.
Sé del enfermo
como de la lenta agonia de la flor
que adorna una oficina.
Esta tarde me has dicho que ya no me quieres.
Mientras enciendo un cigarro
me doy cuenta
de que a mi no me escucha nadie.


Fecha de caducidad


Apuro un yogur caducado para cenar
mientras una pareja se lo monta en el canal veintitrés.
No me dan envidia.
Seguro que hay mucha gente como yo,
hundida en el sillón sin cambiar de cadena
por no levantarse a por el mando.
Una pareja se lo monta,
como nos lo montábamos nosotras,
en el canal veintitrés.
Qué envidia van a darme,
si, como lo nuestro,
todo suele caducar a las pocas semanas.


martes, 10 de junio de 2014

Los vivos


Cómo voy a saber si el mar habla mi idioma.
Cuando me acerco a la orilla se queja,
prefiere hacer a solas la digestión
cuando devora más de dos hombres.
Te lo dije.
Como la abuela,
el mar hace muchos años que se acostumbró a la muerte.
Como el mar,
hace muchos años que no me acostumbro a los vivos
y devoro
mis propios gritos de socorro.



lunes, 5 de mayo de 2014

Hoy hace bueno


Desde que lo más emocionante de la vida
es hablar del tiempo
para romper el hielo en el ascensor,
le digo a la almohada mamá y la abrazo.
Me duermo llorando sin apagar la luz del pasillo,
la soledad se acuesta mucho más tarde
viendo la teletienda en el salón.
A veces sueño con libélulas
y el despertador se las desayuna todos los lunes
a las ocho de la mañana.
Madrugo temprano para ladrarle a los perros.
Para romper el hielo en el ascensor, buenos días.
Hoy hace bueno.
Mientras, le pido socorro a mi vecina
con estos ojos de lluvia sucia
tras las gafas de sol.


lunes, 28 de abril de 2014

Efectos secundarios




La luna no para de ladrar
tras los cristales de mi ventana.
No me deja dormir y pienso
en esas playas de arena fina
parecidas a tus piernas.
A veces me siento extranjera
dentro de mi propio cuerpo
y quisiera fugarme conmigo.
Se hace tarde y el camión de la basura
se ha olvidado de recoger mi sombra.



viernes, 18 de abril de 2014

Calefacción


Pienso en el hielo.
La elegancia del mosquito 
que se posa sobre mi lata de Coca-cola
es comparable al himno de la libertad.
Tengo frío desde el dos de julio de tu ausencia
y el calendario no se mueve de agosto.
Me pongo los guantes.
Me abrocho la chaqueta.
La bufanda 
todavía
huele a ti.


martes, 1 de abril de 2014

Media vita





Son las cuatro y el pub irlandés baja las luces,
metáfora del adiós con Janis Joplin de fondo.
Nunca dejo propina,
sé que al camarero le cuesta entender que una mujer beba sola.
La luna llena parece la espuma de media pinta de Murphys
que nunca mengua.
Me reflejo dos veces en un escaparate
y me siento menos sola.
Esta noche,
por fin,
no se escucha el mundo;
tan solo una lata vacía baja rodando la carretera.
Las luces de un taxi latiendo en la niebla me hacen creer que está amaneciendo.
En algun lugar del mundo dos amantes deshacen la cama.
Pero en este  

sucio 

callejón del bulevar tengo frío
y me acuerdo de ti.



lunes, 10 de marzo de 2014

Otro más



El día que cumplo diecinueve años
es un triste sábado que paso a solas,
despertándome
sin otro remedio
que seguir despierta hasta el domingo,
estudiando,
mirando la tele,
esperando,
esperándote a ti y a ti
y sobre todo a ti, que tanto me quieres,
esperando
que mi madre venga y me dé un beso
como hacía antes,
esperando
que alguien se acuerde de que hoy
cumplo otro año sin poder hacer nada,
sin notar
que a nadie le importe.


martes, 11 de febrero de 2014

Dos viajes



La chica del tren se seca las lágrimas
con la manga de la rebeca
al pasar la última página
de un libro.
Después mira por la ventana
y sonríe.
Lo que daría yo por llegar,
pronto,
a la última página.
Lo que yo daría
por un final feliz.


miércoles, 25 de diciembre de 2013

Invierno



No entiendo el idioma de las velas de los barcos
ni la armónica del mendigo
más allá de las metáforas de la muerte.

En invierno el sol caduca.
Lo asumo mientras tiendo la ropa,
mientras el vaso de leche 
estalla en el microondas y lo pone 
todo
perdido de vía láctea.

Mientras tiendo la ropa
me acuerdo del mar.
Como el mendigo.

El sol es la vela
de un barco que zozobra.


jueves, 12 de diciembre de 2013

Posibles precipitaciones



La tele no funciona.
¿Qué será de la chica del tiempo
que pronostica las tormentas?

¿Qué será de la chica
que tanto se parece a ti?



domingo, 1 de diciembre de 2013

Límites


El canario
cree de la jaula los límites del universo.

Algo parecido
se me ocurrió entre tus brazos.



miércoles, 20 de noviembre de 2013

martes, 22 de octubre de 2013

sábado, 19 de octubre de 2013

El mito de la esperanza




Permanecer en la tristeza
escuchar en el goteo del grifo
lo más parecido al latido de otro corazón
permanecer
abrazada a un cojín
en la tristeza del sofá
deseando ver llorar  a la chica del anuncio de champú
para convencerme de que también
la gente que sonríe
es humana.
Dónde quedará Ítaca.
Descuelgo el teléfono y ya nunca escucho
cantos de sirena
en la tristeza permanezco
tan sola
lo menos parecido a lo que deseaba llegar a ser de mayor
cuando era pequeña
cuando era pequeña y no sabía nada de que mi perro
era lo único
que me daba cariño
y la triste tendencia de buscar en las aspas del ventilador
unas manos que cortando el aire
me revuelvan el pelo.
Permanecer.
Aunque sea
abrazada a un cojín
en la tristeza del sofá.
Pero permanecer.



martes, 15 de octubre de 2013

A mí también me pasaba



Sentada en los escalones de la catedral
haciendo hora para tomar café
observo la calma de la plaza Santa María.

Las campanas se golpean
sangran domingo
palomas  
alzan desbandada al sol.
Un crío le tira del pantalón a un muchacho
y papá, papá

... mira ...




jueves, 10 de octubre de 2013

Mentira




Y si siempre que te necesito
dices
estás aquí
conmigo
por qué cuando te miro no puedo verte.



lunes, 7 de octubre de 2013

Atlas



Si yo no me doy los buenos días y un beso en la frente
cada mañana
si no me ducho
si no estornudo la pena y me sonrío y me preparo el desayuno
intentando desviar
la mirada del cuchillo
y me digo tan linda estás, aunque esta yo no se lo crea
déjate el pelo suelto, no pienses esas cosas, échate una poca de lavanda
y mírame a los ojos
si yo no me hago el amor ni la cama
ni me acaricio los brazos ni me visto
con cuidado
como a una niña pequeña
que fuera a convertirse
en cristal
si yo no me doy de comer
con cuidado
de que la soledad
no haga temblar la cuchara y lo ponga todo
perdido de sopa
si yo no me digo vamos a clase
coge los libros
por favor no vuelvas a intentar soltarte de mi mano
y cruzar
el semáforo en rojo porque te quiero
porque todavía
a pesar de lo que hicimos
te quiero
te quiero mucho
y si yo no me preparo la cena y me lavo los dientes y me cuento
otro de esos cuentos
con final feliz y perdices
para hacerme creer que aún es posible la esperanza
antes de dormir

quién lo va a hacer.




lunes, 30 de septiembre de 2013

El cuento de siempre




Y fueron felices
y comieron perdices
antes de que el príncipe le pegara una ostia
nada más bajarse
del hermoso corcel blanco
ella
que todos los días se templaba los dedos de sangre
con la espina de la rosa
me quiere
no me quiere
me quiere
no me… no
que al menos mate al dragón, que me añore por una sola vez
allá lejos
en la guerra
en el vino o entre las piernas de las otras hijas del rey
pero nunca más empapando
el filo de su espada. 




domingo, 18 de agosto de 2013

Nerja



La playa está sola.
Me desplomo
de rodillas
frente al oleaje.
Digan lo que digan
sé que la Tierra
no es redonda
que lo más bonito del mar
es que se bebe los barcos.